jueves, 12 de marzo de 2015

El proyecto Life BIOLCA culmina con la validación y demostración de la herramienta que mide la sostenibilidad de diferentes combustibles

A partir de las dos experiencias piloto realizadas, BIOLCA se posiciona como la herramienta de referencia para la evaluación y promoción de la sostenibilidad en el sector del transporte. La herramienta analiza impactos medioambientales, sociales y económicos en las diferentes etapas del ciclo de vida de diversos combustibles.

Tras dos años de trabajo dedicados a la validación de la herramienta que permite evaluar la sostenibilidad de diferentes combustibles, el proyecto europeo Life BIOLCA culmina con la presentación de los resultados alcanzados.

El objetivo principal de este proyecto es la demostración de una herramienta web que permite evaluar y mejorar la sostenibilidad en el sector transporte. Basada en la metodología de Análisis del Ciclo de Vida (ACV), BIOLCA permite analizar los impactos ambientales, económicos y sociales de diferentes combustibles a lo largo de todo su ciclo de vida (desde la obtención de las materias primas, la producción del combustible, la distribución, el uso, etc.). Financiado por la Comisión Europea, esta iniciativa ha sido desarrollada por las empresas Ekotek, Factor CO2, Tecnalia y Gaiker junto con el Ayuntamiento de Bilbao y Cespa (Ferrovial Servicios).

En el marco del proyecto se han desarrollado dos experiencias piloto, cuyo objetivo principal ha consistido en la evaluación de la sostenibilidad de dos servicios diferentes. Mediante las experiencias piloto se han evaluado no sólo los escenarios actuales, sino potenciales escenarios alternativos, que contemplan el fomento del uso de diversas combinaciones de combustibles (Biodiesel, gas natural comprimido, eléctricos, entre otros).

Experiencias piloto

Por un lado, se ha evaluado el servicio de BILBOBUS, transporte público del Ayuntamiento de Bilbao, que cuenta con una flota de 156 autobuses. Como resultado de este análisis se ha observado que la combinación de gas natural con biodiesel ofrecería una óptima configuración para la flota de Bilbobus desde el punto de vista netamente medioambiental. Desafortunadamente, la elevada inversión requerida para la instalación y mantenimiento del suministro del gas supone una gran barrera dada la actual coyuntura económica. No obstante, los estudios realizados a través de la herramienta han permitido establecer los pilares de un marco de actuación para mejorar la sostenibilidad de la flota en el escenario a 2020.

Por otro lado, se han modelizado ocho vehículos del servicio de recogida de residuos municipales de CESPA en Barakaldo, el segundo municipio con mayor número de habitantes de Bizkaia. Actualmente los vehículos emplean gasóleo, pero también se han analizado escenarios alternativos como el consumo de gas natural comprimido o biodiesel 20. Una vez estudiados los resultados, el escenario más sostenible consiste en el empleo de gas natural comprimido, ya que presenta unos menores impactos ambientales y sociales, así como unos resultados económicos más competitivos.

Tanto el Ayuntamiento de Bilbao como Cespa valoran muy positivamente la experiencia y destacan que los resultados obtenidos serán un instrumento de gran ayuda para la toma de decisiones en el futuro. Hasta la fecha, el único análisis comparativo que realizaban se basaba en la etapa de uso, y principalmente en la variable económica. Sin embargo, los resultados obtenidos a través de BIOLCA les proporcionan una visión más completa y trazable a lo largo de todo el ciclo de vida de los combustibles, mediante la cual pueden comparar los impactos ambientales, sociales y económicos de diferentes combustibles y proveedores, y potenciar así la sostenibilidad de sus servicios.

De este modo, BIOLCA es una herramienta de referencia para la evaluación y promoción la sostenibilidad en el sector del transporte. De manejo sencillo e intuitivo, la herramienta está orientada tanto a agentes privados involucrados en alguna de las etapas del ciclo de vida de los combustibles, como a agentes públicos que deseen conocer y promover un transporte más sostenible. En este sentido, BIOLCA resulta de gran ayuda en la definición de futuras políticas europeas de movilidad sostenible, ya que la evaluación de todo el ciclo de vida de diversos combustibles contribuirá a focalizar y potenciar una regulación más precisa, eficaz y práctica.

Contexto

El transporte es responsable del 25% de las emisiones de gases de efecto invernadero en Europa. Además, existe una creciente preocupación sobre las consecuencias del transporte en la salud humana y el medio ambiente debido a las emisiones locales de óxidos de nitrógeno, partículas, compuestos orgánicos volátiles, monóxido de carbono, óxidos de azufre y precursores del ozono troposférico.

De acuerdo con una evaluación del Comité de Opciones Científicas y Tecnológicas del Parlamento Europeo, los combustibles alternativos podrían ser una de las mejores opciones de reemplazo en el corto y medio plazo. Encontrar alternativas viables a la gasolina y el gasóleo para el transporte por carretera también reduciría los problemas de abastecimiento y distribución, así como el costo que se desprende de la actual dependencia del petróleo importado