miércoles, 10 de diciembre de 2014

9 de cada 10 agentes públicos y privados españoles cree que el cambio climático afectará al desarrollo de su actividad

Una amplia mayoría del 94% opina que la actividad de su organización o entidad se verá afectada por los impactos del cambio climático, ya sea de manera sustancial (69%) o no sustancial (25%).

El informe “La gestión del cambio climático en España en 2014” revela que 9 de cada 10 agentes españoles (94%), de los sectores público y privado, detectan riesgos climáticos que pueden afectar al desarrollo de su actividad: un 69% de ellos considera que será de manera sustancial y un 25% de manera no sustancial. Solo un 3% no detecta riesgos relevantes al respecto, porcentaje menor que aquellos que no saben/no contestan a esta cuestión (3,5%).

Asimismo, del informe se desprende que las valoraciones han empeorado ligeramente en relación con la percepción y acción de la ciudadanía en torno a la mitigación y adaptación al cambio climático respecto a 2013: un 62% de los participantes considera la concienciación insuficiente en el área de mitigación y un 52% lo hace en el área de adaptación.

Respecto a los principales agentes implicados en la gestión del cambio climático en España, las entidades mejor valoradas siguen siendo las ONGs, a las que les siguen las entidades privadas, las administraciones autonómicas y la Administración Central. A pesar de que se mantiene la tendencia negativa de 2013, se han detectado mejoras en las valoraciones, como en el caso de la Administración Central y sus actuaciones en el área de adaptación.

Asimismo, una clara mayoría de los agentes (58%) considera insuficiente la información transmitida por los medios de comunicación en España sobre el cambio climático. A modo de conclusión del bloque relativo a la valoración, el 54% de los encuestados considera que la percepción y acción en torno al cambio climático en España se han mantenido durante 2014 respecto al año anterior.

En el terreno regulatorio, un total del 81% de los participantes considera que hasta la fecha no se ha avanzado lo suficiente en materia climática a nivel internacional. En el caso de España, el grado de acción frente al cambio climático se cree similar al de otros países (49%).

En cuanto a los Proyectos Clima, se ha detectado una mejora de las valoraciones, ya que un total del 45% opina que es notable o suficiente. De hecho, se ha duplicado el porcentaje de aquellos que la consideran notable (pasando de un 9% de los votos en 2013 a un 18% en 2014). Por su parte, la iniciativa europea “Alcaldes por la Adaptación” recibe valoraciones dispares pero mayoritariamente positivas.

En cuanto a los instrumentos, las mejoras de gestión suponen una de las principales ventajas de calcular la huella de carbono de acuerdo con un 58% de los participantes, mientras que un 51% considera este instrumento más útil para lograr una mejor comunicación y un 49% para reducir emisiones.

En lo que a adaptación se refiere, y como se ha comentado, el 94% de los agentes detecta riesgos climáticos que pueden afectar al desarrollo de su actividad, ya sea de manera sustancial (69%) o no sustancial (25%). En esta línea, un 84% de los agentes considera el análisis de vulnerabilidad una herramienta importante o muy importante de cara a mejorar la adaptación al cambio climático.

Sobre el apartado de mercados, los datos señalan que el EU ETS es, a juicio del 42% de los encuestados y en línea con los resultados de 2013, un instrumento poco eficaz para reducir las emisiones de GEI, si bien se han registrado mejoras en estas valoraciones. Respecto al precio que podría tener el precio del derecho de emisión en el futuro, la mitad de los encuestados se decanta por una cifra de entre 5 y 10€ para los próximos tres años, mientras que cuatro de cada diez creen que situará entre los 10 y los 20€ en 2020.


Este informe, elaborado por Factor CO2, es el único estudio específico sobre la percepción de la gestión del cambio climático en España, abarcando los sectores público y privado y realizado con la participación de los propios agentes valorados. Así, se ha llevado a cabo una encuesta dirigida a más de 2.000 de estos agentes involucrados. El trabajo tiene como objetivo conocer la evolución de la valoración otorgada a la gestión del cambio climático en nuestro país por parte de diversos agentes implicados en este ámbito. Por ello, los resultados son comparados con los registrados en 2013, si bien en la presente edición se han introducido nuevas cuestiones.