lunes, 4 de marzo de 2013

Jornada de apertura del Proyecto INDUFOOD


El pasado 12 de febrero se celebró en la sede de ANFACO-CECOPESCA, en Galicia, la jornada de puesta en marcha del proyecto INDUFOOD, en la que Factor CO2 ha participado. El principal objetivo del proyecto INDUFOOD es reducir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), por lo que en la jornada se le dio gran importancia a la huella de carbono.

En lo que a esto se refiere, Asier Sopelana, Responsable de Proyectos  de Factor CO2, expuso que la huella de carbono se puede definir como una fotografía de las emisiones de CO2 y de otros gases de efecto invernadero causadas directa o indirectamente por un individuo, organización, evento o producto en un periodo de tiempo determinado. Su cálculo presenta múltiples beneficios medioambientales, además de beneficios en términos de marketing.


También se hablaron de las diversas metodologías para el cálculo de huella de carbono, tanto de producto como de organización, entre las que destacan la PAS 2050:2011 y la GHG Protocol. Se comentó que está desarrollada una metodología específica para el cálculo de la huella de carbono de productos alimenticios de origen acuático: la PAS 2050-2:2012. En cuanto al enfoque que se puede emplear a la hora de calcular la huella de carbono de un producto, se puede elegir el enfoque "de la cuna a la puerta”, donde se incluyen las emisiones de los procesos aguas arriba y el proceso núcleo, o el enfoque "de la cuna a la tumba”, donde además se incluyen las emisiones de los procesos aguas abajo y la fase de fin de uso del producto.

La jornada fue presentada por Juan Manuel Vieites Baptista de Sousa, Secretario General de ANFACO-CECOPESCA, quien destacó que la industria demanda nuevas tecnologías que permitan procesos productivos más eficientes y respetuosos con el medio ambiente. La jornada también contó con la presencia de Emérito Freire Sambade, Director del Departamento de Energía y Planificación Energética del INEGA, que presentó los datos de consumo energético de los últimos años en España y en Galicia.

A continuación, Francisco Pérez Sabín, Responsable de la división de Ingeniería de los procesos y eficiencia Energética de ANFACO-CECOPESCA, explicó en qué consiste la convocatoria LIFE, cómo tramitar la solicitud y los porcentajes de éxito de los proyectos. Francisco Sabín presentó el proyecto INDUFOOD como caso de éxito en la solicitud de un proyecto LIFE. Destacó la importancia medioambiental del proyecto, resaltando que entre sus principales objetivos se encuentran:

  • Reducir las emisiones de GEI en los procesos térmicos de la industria alimentaria.
  • Contribuir al cumplimiento de los compromisos de la UE en virtud al Protocolo de Kioto y el plan 20-20-20.
  • Desarrollar una tecnología de baja emisión de carbono.
  • Aumentar la eficiencia energética de los procesos productivos.
  • Posibilitar el uso de las energías más respetuosas con el medio ambiente en los procesos térmicos.
  • Realizar una pequeña herramienta para el cálculo de la huella de carbono de los procesos térmicos de la Planta Piloto y de los sistemas desarrollados.


Por otro lado, Marcos Campo, Director de I+D+i de HERMASA, expuso los principales consumos energéticos del sector alimentación y los diferentes tipos de sistemas de esterilización que existen. La parte más técnica de la jornada la expuso Carles Doménech, de GH Electrotermia, quien explicó qué es y cuáles son las ventajas de la tecnología de la inducción electromagnética. El calentamiento por inducción es un proceso que se utiliza para endurecer, unir o ablandar metales u otros materiales conductivos. En procesos modernos de fabricación, el calentamiento por inducción ofrece una atractiva combinación de velocidad, consistencia, control y eficiencia energética. 

Entre los beneficios del calentamiento por inducción destaca la productividad máxima, la eficiencia energética, el control y automatización del proceso, la calidad del producto y la energía verde. Además, la inducción es un proceso limpio y no contaminante que ayuda a proteger el medio ambiente y mejora las condiciones de trabajo para los empleados.

Dentro del proceso núcleo del sector conservero se producen emisiones notables de GEI asociadas al consumo eléctrico y al consumo térmico. Actualmente, en la industria conservera la producción de energía térmica se realiza mediante la combustión en calderas de vapor de combustibles fósiles, fuelóleo principalmente. Esta energía térmica se emplea especialmente en las etapas de cocción y esterilización. Actualmente se está estudiando la posibilidad de producir dicha energía térmica a través de la tecnología de la inducción. En una primera aproximación realizada del cálculo de la huella de carbono del proceso conservero considerando la tecnología actual se han calculado unas emisiones de 0,122 t CO2e/t producto producido asociadas al consumo eléctrico y unas emisiones de 0,430 t CO2e/t producto producido asociadas al uso de combustibles fósiles.

Teniendo en cuenta los resultados obtenidos se puede afirmar que el uso de una tecnología de calentamiento alternativa, como la basada en el calentamiento por inducción, puede reducir significativamente las emisiones de GEI del sector conservero, dado que se evitarían las emisiones asociadas a la combustión de combustibles fósiles en fuentes fijas. A lo largo del desarrollo del presente proyecto se calculará la huella de carbono de todo el proceso productivo, con la tecnología presente y la futura, y de este modo se podrá cuantificar el impacto del cambio del sistema térmico en las emisiones de GEI.


www.indufood.org